viernes, 11 de junio de 2010

Los comentarios de Jakob Nielsen sobre Open Source y diseño

Traducción 97% perfecta de
Jakob Nielsen’s Comments about Open Source and Design

Business Week recientemente escribió un artículo sobre cómo los Mozilla Labs exploran el diseño Open Source. En general fue un artículo genial aunque puede tener una representación ligeramente errónea del rol de la votación en el proceso de diseño. Fue probablemente la frase "los envíos son sometidos a votación pública" lo que ha provocado la respuesta de Nielsen:
"Hay un montón de buenas ideas, pero no funciona bien juntas en el mundo real," dice Jakob Nielsen, director del Nielsen Norman Group in Fremont, California. El Open Source anima a añadir nuevas soluciones y ideas. En diseño, dice Nielsen, "la idea brillante puede ser una idea unificante que pueda reemplazar a otras 10 ideas."


Esta frase se ha quedado en mi mente durante un tiempo, no porque específicamente no esté de acuerdo con ella sino porque describe con mucha exactitud la paradoja de hacer trabajo de diseño en un entorno transparente, colaborativo, y open source. Ciertamente no hay falta de grandes ideas que vengan de nuestra comunidad, en gran parte gracias al éxito de los Mozilla Labs Design Challenges. Pero como Nielsen señala, diseñar no es sólo brainstorming, es también sobre unificar cosas, quitar cosas, y ser capaz de decir no. Y aquí es donde creo que el diseño en open source con frecuencia malinterpretado injustamente al decir que se basa en votación y construcción de consenso, en efecto "diseño por comité". La gente que esté familiarizada con proyectos open source sabe que en realidad hay un control centralizado tanto en términos de implementación como en términos de diseño.

Lo que hace a las comunidades open source diferentes es que los contribuyentes ganan influencia en una pura meritocracia. Por ejemplo, el diseño del icono de Firefox vino de de la comunidad, de un equipo de gente que más tarde ayudaría a guiar toda la identidad visual de Mozilla. Los conceptos enviados al reciente Mozilla Design Challenge están impactando tanto en el diseño de Firefox (una pestaña de inicio que cambia según la geolocalización del usuario) y Chrome OS (proposal, submission). Nuestros iconos en Linux son creados Tango style, porque el equipo de Tango se ha ganado un tremendo respeto. Tanto en el diseño visual como de interacción vemos un amplio rango de contribuciones muy exitosas.

También vemos un montón siendo descartado, revisiones fallidas de parches, bugs marcados como wontfix, y la frase extremadamente común "eso haría una buena extensión" (traducción: eso no se va a poner en el producto para mainstream users (NdT: our beloved targets).

Así que estoy de acuerdo con Nielsen en que "El open source alienta a añadir nuevas soluciones y ideas" que "los diseñadores crean la idea unificante que puede reemplazar otras 10 ideas". En lo que no estoy de acuerdo es en la implicación de que los proyectos open source no pueden hacer ambas cosas con éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada